martes, 27 de diciembre de 2011

para mi cuñada ....

Esta carta es para ti mi querida cuñada  que a mi vida llegaste cuando más sola y triste me encontraba. Me sentía muy necesitada de un cariño sincero y desinteresado, el cual tú has brindado incondicionalmente.
Me has enseñado que tu riqueza no está en los bienes que posees, sino en la pureza de tu alma. Sé que estás llena de defectos, pero eso es algo que te hace más auténtica, pues sólo los que te aman de verdad son capaces de ver en ti lo que eres para mí, mi compañera de lágrimas y sobre todo de tantas alegrías.
Hoy quiero darte las gracias, porque gracias a ti he conocido el verdadero significado de la amistad, y sé que si bien no nos une un lazo de sangre, tú para mí, eres hermana, cómplice y confidente.
Cuñada , dicen que las amistades verdaderas perduran por siempre, ojalá tengamos la dicha de comprobarlo.
¡Gracias por ser mi cuñada!
Quiero contarte  a ti , mi querida cuñada:
Gracias por ser mi cuñada, por brindarme tu amistad, por el tiempo que tomas en escucharme y por estar conmigo en las buenas y malas .Sabes Bea , te quiero mucho y hoy estoy agradecida con Dios por encontrar una cuñada tan especial, que me enseña y me anima a seguir adelante. Doy gracias por esta cuñada que siempre me dice que le eche ganas, que me mira tal como soy y me acepta con todos mis defectos, que comparte conmigo mis alegrías y mis tristezas. Tú eres esa cuñada que sabe olvidar y perdonar los errores que cometemos cada una de nosotras, que con nuestra madurez volteamos al pasado y nos reímos de las tonterías que nos hicimos y nos lastimamos sin querer, contigo estoy agradecida.
Doy gracias por esa cuñada que me comparte sus secretos, sus alegrías, sus penas gracias cuñada por confiar en mi… por permitirme formar parte de tu vida, gracias Bea por que he aprendido mis errores, y me has dejado crecer. Me siento muy bien cuando te puedo ofrecer mi amistad y a pensar de la distancia y de que nos suceda a cada quien siempre estaremos en contacto, siempre estarás en mi corazón y yo en ti, y cuando me necesites ya sabes estaré para ti mi querida cuñada.No hay nada mejor tener una cuñada tan especial y tan humana, -como tú, ninguna-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada